La mosca de la fruta, o del vinagre, conocida como Drosophila en el ámbito científico, es un pequeño insecto que pertenece al orden de los dípteros, el grupo que engloba a todas las especies de moscas. Como la gran mayoría de las moscas, los miembros de esta especie son inofensivos, aunque su costumbre de intimar con la materia en descomposición les ha dado mala reputación. Sin embargo, esto no ha impedido que la mosca del vinagre se haya hecho un lugar en los laboratorios y en el mundo de la terrariofilia y acuariofilia, sirviendo como alimento vivo de anfibios, pequeños reptiles, arácnidos y peces.
Las drosófilas ( género Drosophila, familia Drosiphilidae- ) son aproximadamente unas 900 especies de moscas de pocos milímetros distribuidas por todo el planeta, excepto en climas extremos y con una preferencia por los climas templados. Su alimentación varía mucho de una especie a otra: algunas comen de todo y otras están muy especializadas y sólo comen hojas, o sólo mohos o polen. Drosophila melanogaster es una especie verdaderamente cosmopolita que se puede encontrar en prácticamente cualquier lugar del planeta. En cuanto a la dieta, se alimenta de las colonias de levadura que crecen encima de manzanas, uvas, plátanos y otras frutas dulces en descomposición.
La mosca de la fruta suele vivir aproximadamente un mes y su ciclo biológico incluye una metamorfosis completa. El desarrollo tiene lugar dentro del huevo, una vez fecundado, y da lugar a una larva que pasa por tres estadios larvarios sucesivos y dos mudas hasta adquirir el tamaño final. Después se produce la fase de pupa, durante la cual tiene lugar la metamorfosis: se destruyen la mayor parte de las células de la larva y se forman los tejidos del adulto (imago). Tras emerger, las hembras pueden poner huevos a partir del segundo día; pueden llegar a depositar medio millar de huevos en los diez días siguientes.

La temperatura óptima de cultivo es de 25°C. A esta temperatura el ciclo biológico
se completa en unos 10-11 días, dependiendo de la especie. A temperaturas superiores se producen fenómenos de esterilidad y muerte, a temperaturas inferiores el desarrollo es muy lento.
Las especies más comunes en el mundo de la terrariofilia son Drosophila melanogaster, Drosophila hidey y Drosophila funebris, siendo esta última menos frecuente.




D. melanogaster de color amarillo-marrón, con ojos rojos y anillos negros transversales en el abdomen. Hembras de alrededor de 2,5 mm de largo; Los machos son ligeramente más pequeño con la espalda más oscuros. Las hembras ponen alrededor de 400 huevos.


D. hidey de color marrón oscuro, con ojos granates o marrones y anillos negros transversales en el abdomen. Su tamaño es alrededor de 3,5 mm de largo, siendo la drosophyla de mayor tamaño que se cultiva como alimento vivo.


D. funebris de color marrón oscuro - negro, ojos granates y anillos negros transversales en el abdomen. El tamaño medio es de 3 mm de largo. Es la menos común y también la más prolífera gracias a su corta incubación y su alta cantidad de huevos por puesta.


Como resultado de años de trabajo experimental con Drosophila se han desarrollado numerosos medios de cultivo para mantener a este organismo en condicionnes optimas. La mosca de la fruta puede mantenerse en medios de cultivo a base de banana, harina de maiz, harina de trigo entre otros.
Los principales requisitos que debe reunir un medio de cultivo son los siguientes :

- Contener la cantidad necesaria de azúcar para permitir el crecimiento de las levaduras, principal alimento de las larvas ya que constituye una fuente de proteínas.


- Tener consistencia adecuada para que no se desprenda al sacudir el bote, la cual se logra añadiendo algun espesante como levadura de padería, agar - agar o gelatina de repostería.

- Una fuente de vitaminas y carbihidratos como puede ser harina de trigo, levadura de cerveza/ trigo/ avena, copos de patata, etc...

 


- Inhibir el crecimiento de hongos y bacterias que contaminan los cultivos y retardan o impiden el desarrollo de las moscas. Se puede usar Nipagin, ácido propiónico o vinagre.


- Contener suficiente cantidad de agua, un exceso provocaría el ahogo e las moscas y la caida de la papilla a la hora de suministrar las moscas; También hay que tener en cuenta la evaporación del agua en el proceso, si es excesiva la papilla se endurece dejando de ser apta para el desarrollo de las larvas.

" La temperatura óptima de cultivo es de 25°C. A esta temperatura el ciclo biológico se completa en unos 10-11 días, dependiendo de la especie. A temperaturas superiores se producen fenómenos de esterilidad y muerte, a temperaturas inferiores el desarrollo es muy lento. "



Para iniciar los cultivos se necesita una cepa madre, la cual podemos obtener de varias formas.

 


- Una opción es comprar un cultivo en nuestra tienda de mascotas habitual o por la web, es la más facil y cómoda de optener cepas y tiene la ventaja de que las moscas están modificadas genéticamente, teniendo las alas atrofiadas, por lo que no pueden volar.

 


- Otra opción es acercarnos a alguna universidad o loboratorio, explicarles nuestro propósito y preguntarles si nos pueden facilitar algun cultivo.


- Otra posibilidad, como última opción, es hacer uno o dos cultivos y colocarlos en el exterior o en una ventana abierta. Las moscas colocaran huevos en ellos. Los cultivos se tienen que revisar cada día y cuando se vean suficientes larvas en la papilla se tapan los cultivos. Con este metodo no se puede garantizar que solo salga drosophila de los cultivos, ya que son infinidad los insectos que pueden haber puesto huevos en la papilla.
Como recipiente se pueden usar tanto botes de plastico como de vidrio. Uno de los recipientes más usados son los vasos de plastico desechables.

Vasos de plástico, las medidas mas usadas son las de 500ml y 1000 ml.

" Otra de las cosas que tiene que tener el medio de cultivo, es una zona seca conde las larvas puedan acceder, formar la pupa y llevar a cabo la metamorfosis a mosca adulta. "

Otra de las cosas que tiene que tener el medio de cultivo, es una zona seca conde las larvas puedan acceder, formar la pupa y llevar a cabo la metamorfosis a mosca adulta.
Se pueden usar varios materiales, siendo los mas fracuentes las virutas de madera y las fibras de esparto.

                     Viruta de madera                                            Fibra de esparto

También se necesita tapar los cultivos con gasa o papel para evitar que las moscas escapen y que al mismo tiempo el cultivo pueda ventilarse, evitando así la aparicion de hongos y ácaros.
Lo más común es usar servilletas de papel y sujetarlas a los recipientes con la ayuda de gomas elasticas.

Cultivos listos para almacenar



Ahora que ya conocemos el ciclo de vida de la drosophila, las pautas básicas para preparar un medio óptimo para su propagación y los recipientes más apropiados para los cultivos, vamos a ver varias recetas con las que se cosigue una papilla equilibrada, libre de hongos y bacterias.


Ingredientes:

 


- 150g Harina de maíz.
- 70g Azúcar.
- 7g Agar - agar.
- 66g Levadura de cerveza en polvo.
- 4ml Acido propiónico.
- 4ml Nipagín.

 


Elaboración:

 


1.- En una olla mezclar el agar- agar, la levadura de cerveza y la harína hasta que esté omogéneo.

 


2.- Añadir agua a la olla y mezclar bien hasta lograr una pasta ligeramente liquida.

 


3.- Calentar la olla hasta que la mezcla suelte el primer hervor, entonces bajar el fuego y dejarlo en calor moderado durante 15 minutos aproximadamente.

 


4.- Mover la mezcla constantemente para que no se formen grumos.

 


5.- Transcurridos los 15 minutos retirar del fuego y bajo una campana extractora verter el ácido propiónico y el nipagín.


6.- Distribuir la mezcla en los recipientes. La cantidad vertida en cada contenedor no debe sobrepasar los 2cm de altura.

Ingredientes:

 


- 2 cucharadas de levadura de cerveza.
- 2 cucharadas copos patata.
-1 cucharada de azucar.
- 2 platanos maduros.
- 2 cucharadas de maicena.
- Nipagín.

 


Elaboración:

 


1.- Disolver la maicena en agua fría.

 


2.- Calentar en una olla dos vasos de agua, añadir la levadura de cerveza, los copos de patata, el azúcar y los dos platanos en puré.

 


3.- Añadir la maicena, seguir calentando y removiendo hasta que adquiera la consistencia deseada y retirar del fuego.

 


4.- Bajo una campana extractora añadir una punta de cuchara de nipagín.


5.- Distribuir la mezcla en los recipientes. La cantidad vertida en cada contenedor no debe sobrepasar los 2cm de altura.



Ingredientes:

 


- 150g Harína de trigo.
- 5g Levadura en polvo.
- 15g Azúcar.
- 1 Platano maduro.
- 1,5 Laminas de gelatina.
- Leche.
- 2ml Nipagín.

 


Elaboración:

 


1.- Poner a hidratr la gelatina con agua.

 


2.- Calentar agua y leche al 50%.

 


3.- Añadir la harina, el platano en puré, el azúcar y la levadura en polvo.

 


4.- Se calienta sin dejar de remover hasta el primer hervor, se le pone las laminas
de gelatina, se mezcla todo bien para que la gelatina se disuelva y se retira del fuego.

 


5.- Bajo una campana extractora añadir el nipagín.


6.- Distribuir la mezcla en los recipientes. La cantidad vertida en cada contenedor no debe sobrepasar los 2cm de altura.

Ingredientes:

 


- 100g Cereales de trigo triturados.
- 2 Platanos maduros.
- 2ml Nipagín.

 


Elaboración:

 


1.- Mezclar los cereales de trigo triturados y los platanos en puré.

 


2.- Se le añade agua hasta darle la consistencia adecuada.


3.- Se añade el nipagín.



Ingredientes:

 


- 150g Harina de trigo
- 20g Azúcar.
- 50g Levadura de cerveza en polvo.
- 5g Levadura en polvo.
- 2g Canela
- Vinagre

 


Elaboración:

 


1.- En un recipiente mezclar la harína, la levadura de cerveza, el azúcar, la canela y la levadura en polvo hasta conseguir una mezcla uniforme.

 


2.- Añadir agua y mezclar bien hasta lograr una pasta de consistencia adecuada, evitando gumos.

 


3.- Añadir una cucharada de vinagre a la mezcla y remover para mezclar bien el vinagre.


4.- Distribuir la mezcla en los recipientes. La cantidad vertida en cada contenedor no debe sobrepasar los 2cm de altura.

Ingredientes:

 


-5g Azúcar.
- 3 platanos maduros.
- 3g Levadura en polvo.
- Zumo de piña.
- Vinagre.

 


Elaboración:

 


1.- En una olla mezclar los platanos en puré, el azúcar y la levadura en polvo.

 


2.- Poner a calentar la olla, añadir agua y zumo de piña al 50% hasta conseguir una pasta con la textura adecuada.

 


3.- Retirar del fuego, añadir una cucharada de vinagre y remover para mezclar el vinagre.


4.- Distribuir la mezcla en los recipientes. La cantidad vertida en cada contenedor no debe sobrepasar los 2cm de altura.